Reflexión sobre un amor inexplicable

Tanto se ha escrito del misterio del amor. Tanto se ha cantado — cuántas canciones, Dios santo! Poemas ni hablar. Endless.

La gran dicha de mi vida, y de todos los afortunados, ha sido vivirlo. Con mis hijos, sí — Maydi y Carlos. Pero hoy, 17 de septiembre, celebro el amor vivido con mi esposa, Irma “Maydi” Vázquez Vélez, en estos pasados 30 años de magia.